La empresa fabrica respiradores y está impulsada por experimentados empresarios murcianos

La empresa murciana Inbentus está teniendo una trayectoria meteórica, impulsada por la pandemia del coronavirus. La compañía, con sede en Santiago y Zaraíche, y que nació el pasado mes de julio, se dedica a la fabricación de tecnología sanitaria, y está teniendo un rotundo éxito con su SAV-19, un dispositivo de ventilación mecánica automática (los conocidos respiradores que tan demandados han sido en las UCI de todo el país). Esta propuesta ciento por ciento murciana está captando rápidamente la atención de los inversores, y, en su primera salida al mercado en busca de capital, ha logrado captar 500.000 euros en la conocida plataforma internacional de crowdfunding Crowdcube, lo que la convierte en la mayor operación de este tipo entre empresas de la Región, y una de las mayores rondas de financiación para una empresa de esta tierra, sólo superada por las rondas de OdiloObuu y Nido Robotics.El SAV-19 atiende a los requisitos establecidos por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, que ofrece una oportunidad de supervivencia a personas infectadas por la Covid-19 que no tienen acceso a técnicas o tipos de ventilación invasiva. Una respuesta clínica y una alternativa escalable y necesaria ante una crisis sanitaria de dimensión mundial.

UN EQUIPO MUY CONTRASTADO. Con apenas unos meses de vida, Inbentus es apenas un ‘bebé’, pero lo cierto es que tiene unos cimientos más que sólidos para dar sus primeros pasos. De hecho, cuenta con cuatro founders de primer nivel en la Region: los ingenieros Rafael Valverde (CEO), y Antonio Alarcón; Juan Andrés Romero (CSO, director de estrategia), co-fundador y CEO que ha llevado a la empresa de ingeniería de la construcción Clerhp a ser una de las compañías murcianas de mayor crecimiento, cotizando en los mercados alternativos y con una expansión colosal en Latam; José Ramón García (CFO, director financiero), consejero de Comarca Food Group, el grupo alimentario lorquino de gran crecimiento en los últimos años (superando los 300 M€ de facturación). Los tres fundadores, además, cuentan con el doctor Mariano Martínez Fresneda, jefe de la UCI del hospital Reina Sofía, como asesor médico y responsable de la validación médica de los equipos. Martínez Fresneda colabora con el proyecto por designación del Servicio Murciano de Salud.

[Img #35125]

De izq. a a der., Rafael Valverde, Antonio Alarcón, Juan Andrés Romero y José Ramón García

CRECIMIENTO DISPARADO. Inberntus dio sus primeros pasos en marzo del año pasado, tal y como avanzó Murciadiario, y ha tenido un súbito impacto. La compañía asegura que ya está lista para comercializar los primeros respiradores y se encuentra en fase de desarrollo de nuevos dispositivos a para las UCI.

La empresa murciana nace como una respuesta de choque ante las urgencias de la covid-19, si bien los planes de la compañía son más a largo plazo, de hecho, señalan que las patologías respiratoras (a las que da respuesta el SAV-19 de Inbentus) requerirán de esta maquinaria a lo largo de los próximos 20 años. “Para 2027, se espera que se gasten más de 12.000 M€ en tecnología médica respiratoria, que ha sostenido un crecimiento anual del 16%”.

“Para satisfacer esta fuerte demanda, planeamos comenzar a desarrollar un respirador nuevo y mejorado de alto rendimiento que sea más económico con el objetivo de lograr una alta penetración en América Latina y África en los próximos años. Los hospitales de las redes sanitarias públicas y privadas son nuestros principales objetivos para obtener ingresos”, asegura la empresa.

CAPTACIÓN DE INVERSIONES. Para financiar sus operaciones, los fundadores de la sociedad han apostado por una modalidad interesante pero hasta ahora poco extendida en la Region: el crowdfunding, y lo han hecho obteniendo un resultado espectacular. Los jefes de la empresa optaron por una de las plataformas más conocidas: Crowdcube, y la respuesta de los inversores no se ha hecho esperar: si Inbentus partía con el objetivo de obtener 200.000 € por parte de la comunidad inversora, se ha superado esta cantidad en 2,5 veces, logrando más de 510.000 €. En total, han contribuido a esta ampliación más de medio millar de pequeños inversores.

El dinero recaudado en esta ampliación de capital, sumado a los apoyos económicos que Inbentus está recibiendo desde entidades regionales como la consejería de Empresa, Industria y Portavocía, y el Info, se destinarán a terminar de perfilar el proyecto estrella de la compañía, un segundo modelo de respirador con el que espera obtener una posición destacada en los mercados internacionales. De esta manera, los fondos se utilizarán para impulsar las ventas y completar la autorización del respirador existente, lanzar campañas locales en los países objetivo y desarrollar el nuevo producto de respirador de alto rendimiento.

GRANDES PLANES. Inbentus está a punto de comercializar sus primeros aparatos. La compañía murciana tiene vocación internacional, y ya tiene relaciones comerciales abiertas con Marruecos, Colombia, Panamá y Ecuador. Además, está en conversaciones con la FDA (la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos) para lograr la aprobación y empezar a comercializar en ese país.

La compañía ya tiene capacidad de producir 100 unidades del respirador a la semana y quiere escalar su crecimiento en función del incremento de la demanda. La compañía incluso tiene planes de entrar en el mercado alternativo (BME Growth) en cuatro o cinco años, algo que el mazarronero Juan Andrés Romero ya logró con Clerhp.

Referencia: El Murciano

Call Now Button